domingo, 16 de septiembre de 2012

RICARDO ROJAS


                                              

  RICARDO ROJAS
Escritor, docente e investigador que marcó con su obra y su pensamiento la cultura de nuestro país. Nació en Tucumán en 1882 y llegó a Buenos Aires en 1899 para dedicarse a las letras. Murió en Buenos Aires el 29 de Julio de 1957, día que se consagra en su homenaje por su aporte a la cultura como 'Día de la Cultura Nacional' mediante el Decreto 164 de 1982. Fue educador, escritor, periodista y un destacado orador argentino. En ese mismo año publicó su primera obra poética "La victoria del hombre", iniciando con ella una trascendente obra literaria. Siendo Joaquín V. González rector de la Universidad de La Plata convocó a Ricardo Rojas como docente, quien en 1909 creó la Facultad de Humanidades.Fue presidente del comité de recepción de Rabindranath Tagore en Noviembre de 1928, en oportunidad de la visita de éste a Argentina, recibiendolo junto con Leopoldo Lugones y otras personalidades. Orador reconocido y profundo, su palabra poseia un magnetismo tal, que encantaba a su audiencia. Ricardo Rojas creia que 'la palabra es divina y por eso puede operar y ser creadora'. Una de sus alumnas, Celina Sabor de Cortazar, decía que cuando Rojas se paraba frente a su auditorio 'algo cósmico emanaba de su mirada... Había en su pose y en sus gestos, algo ritual, ligtúrgico...Creaba una atmósfera de misterio en la que el era oficiante'. En 1913 fue convocado por la Universidad de Buenos Aires para crear la primera cátedra de Literatura Argentina inaugurada el 7 de junio. En 1921 fue designado Doctor "Honoris Causa" por la Universidad de Buenos Aires y Decano de la Facultad de Filosofía y Letras de 1921 a 1924. Como decano de esa facultad creó una escuela de bibliotecarios y archivistas, y los Institutos de Filología y de Literatura Argentina que actualmente lleva su nombre. 
Fue electo Rector de la Universidad de Buenos Aires en 1926, cargo que desempeñó hasta 1930. Como Rector fortaleció la investigación y promoción cultural a partir de la Extensión Universitaria. Su accionar y pensamiento se ven reflejados en su siguiente reflexión:
 
"En nuestro común anhelo de perfeccionamiento, hemos practicado la extensión universitaria según la escasa medida de nuestros recursos despertando en la sociedad una onda creciente de simpatía... pero todo eso es nada, si lo comparamos con lo mucho que aún nos resta por hacer".
 En 1953 al cumplir Rojas la Bodas de Oro con las letras, el Centro de Derecho y Ciencias Sociales solicitó para el escritor el Premio Nobel de Letras. Solicitud a la que adhirieron las Universidades de Arequipa, Cuzco, San Marcos Lima, de La Paz, de Oruro, de Honduras, de Nicaragua y de Salamanca, entre otras. En 1955 fue designado Embajador Argentino en Lima, misión que no pudo llevar a cabo por razones de salud. Ricardo Rojas fue un activo defensor de la universidad pública y co-gobernada, con un profundo respeto por la democracia universitaria que se manifiesta en el texto de su renuncia como docente frente a la intervención de la Universidad en 1946: "Hay que obtener cátedras por el saber, pero hay que tener el valor de dejarlas por la dignidad".